Por qué la India

Gran número de monumentos y lugares para explorar

India es un país con gran diversidad geográfica, cultural, étnica y lingüística. Se extiende desde la cordillera del Himalaya en el norte hasta Kanyakumari en el sur, donde se juntan los tres mares. Desde el desierto del Thar de Rajastán hasta las plantaciones de té en Assam en el noreste. Desde las playas de Goa y los Backwaters de Kerala, hasta las reservas de tigres en Madhya Pradesh. La India cuenta con cuarenta y tres lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco que incluyen bienes culturales y naturales. Seis religiones principales , más de dos mil grupos étnicos, veintidos idiomas oficiales, hacen India un gran caleidoscopio.

Historia

Pocos países del mundo tienen una historia tan larga y contínua como la tiene India. El valle del Indo (3300-1300 a .C.) fue la cuna de una de las civilizaciones más antiguas del mundo. Su desaparición o fusión con la cultura Indoaria dio forma a la civilización Védica y a religiones como el Hinduismo, el Budismo y el Jainismo. Hubo una sucesión de poderosos imperios y dinastías durante más de tres milenios en varias áreas del subcontinente que incluye el crecimiento de dominios musulmanes interconectados con potencias hindúes; la llegada de comerciantes europeos que resultó en el establecimiento de la India Británica, y el subsecuente movimiento de la independencia que llevó a la partición de India y a la creación de la república de la India.

Cultura

La cultura de la India comprende las creencias religiosas, costumbres, comidas, tradiciones, idiomas, ceremonias, expresiones artísticas, valores y modos de vida de las personas que conforman más de un centenar de grupos étnicos que viven en la India. Los idiomas, las danzas, la música, la arquitectura, la gastronomía y las costumbres son muy diversos y varian según la región de que se trate. Su cultura puede ser comprendida como una amalgama de muchas diversas subculturas diseminadas por todo el subcontiente indio y tradiciones que se remontan a varios milenios.

Arquitectura

Los monumentos más antiguos de la India son de una época reciente comparado con los de Egipto y se atribuyen como mucho al siglo V a. C. Los monumentos más antiguos como las grutas de Ajanta o la estupa de Sanchi son budistas. A partir del siglo V, el budismo fue perdiendo su presencia en India y volvió a surgirse el hinduismo así como el arte y la arquitectura hindú. Entre el siglo V y siglo XIII, fueron contruídos cientos y miles de templos por toda la India con diferentes estilos arquitectónicos característicos de la zona. A partir del siglo XII , empezaron las invasiones islámicas. Fueron destruídos casi todos los templos hindúes y hasta el siglo XVIII todas las construcciones, incluso no musulmanas, incorporaron elementos del arte islámico. Y casi dos siglos de dominio británico dejo su hella en la arquitectura como se ve en Delhi, Calcuta y Mumbai.

Comida

La gastronomía India es muy variada y surge como resultado de la diversidad de culturas que la han enriquecido a lo largo de las colonizaciones acaecidas durante varios siglos. Se fueron incorporando diferentes prácticas culinarias y con el tiempo se fueron mezclando hasta llegar a ser el conjunto de tendencias que se conocen en la actualidad. La mayoría de los sabores de la India están íntimamente relacionados por el uso significativo de especias, y una gran variedad de verduras. Los ingredientes más importantes empleados en la cocina India son el arroz, pan hecho con harina de trigo integral y al menos cinco docenas de variedades de legumbres. En cuanto a la comida no-vegetariana, se come sobre todo el pollo. También se come el cordero y el pescado.

Música y baile

La música de India incluye múltiples variedades de música tradicional, música pop y la música clásica de India. Incluye la música clásica indostaní(en el norte) y la música carnática(en el sur) y cuenta con una historia de varios milenios. La música clásica en su origen ha sido de naturaleza religiosa y devocional. Hay una gran variedad de instrumentos musicales así como muchos géneros de música vocal. Igual como la música, los bailes de India incluyen bailes clásicos y bailes folclóricos. El ‘Natia-shastra’ es un tratado artístico que se atribuye al santo Bhárata escrito alrededor del año 400 a. C. y describe los nueve principales estilos de danza.

Compras

La India es un paraíso para los amantes de las compras. Una de las cosas que sorprende al viajero es la cantidad de comercios que hay por todas partes. El comercio de especias de Kerala atrajo a India a comerciantes de todo el Viejo mundo incluidos Cristóbal Colón, Vasco da Gama y otros. Las artesanías son los artículos más apreciados. Destaca la industria textile por su buena calidad. Diferentes regiones tienen su especialidad como las sedas de Benarés y Kanchipuram, telas de algodón de Rajastán, la lana de cachemira. Las joyas son muy admiradas así como objetos de bronce y latón, hermosas tallas en sándalo, marquetería en mármol, instrumentos musicales, piezas de papel maché y muchas otras cosas.

Festivales y ferias

La India es un país de festivales y ferias. La mayoría de los festivales son de carácter religioso- cultural y como hay tanta diversidad religiosa y cultural, siempre está celebrándose algo en algún lugar del país. Algunas fiestas se celebran a nivel nacional y otras solamente a nivel regional. A veces el mismo festival se celebra de formas distintas en diferentes regiones. Según las estadísticas, hay unos 150 festivales en el año. Pero los festivales más importantes son unos 15-20. Así que es muy probable que el viajero coincida con alguna celebración durante su recorrido por India sobre todo entre octubre y marzo lo que es la época propicia para los festivales, ferias e incluso bodas.

Experiencia espiritual

Mucha gente viene a India no sólo por sus atractivos turísticos, también sino en busca de paz interna y su yo interior. La India se considera ser una tierra sagrada porque desde los tiempos inmemoriales y aún hoy, su suelo es pisado por santos vivientes. No se sólo refiere a personas sabias o monjes errantes o curanderos, sino a personas que tienen experiencia directa de Dios. Hay muchos ‘Ashrams’ o retiros en donde uno puede pasar una temporada haciendo el yoga, la meditación y recibir tratamientos ayurvédicos. Pero la verdad es que aunque uno no tenga en cuenta el componente espiritual, la India merece ser visitada como uno de los destinos más originales del mundo.